Claves para retener al talento millennial

¿Cómo retener el talento millenial?

Uno de los grandes retos de las empresas en la actualidad es retener al talento millennial. Esta generación que engloba a los trabajadores de 18 a 34 años ha sido caracterizada por cambiar de trabajo de manera constante, lo que le cuesta grandes cantidades de dinero a las compañías.

Antonio Ono, Vicepresidente de Great Place to Work México, empresa que capacita y califica a los negocios para que sean ambientes en los que las personas quieren trabajar, reveló en una conferencia organizada por EmpleosTI en el 2018, la mejor manera para poder atraer y conservar a profesionistas de esta generación.

Tener a trabajadores felices no solamente evita que renuncien. También provoca que se sientan comprometidos con la compañía y se entreguen a su trabajo. Esto traerá como consecuencia más retorno de la inversión y mayor productividad.

Según Antonio Ono, las empresas que logran ser un Great Place to Work, tienen un ROI de dos a tres veces mayor que el resto de las compañías del sector; gracias a la satisfacción de sus colaboradores.

En Estados Unidos la rotación en los negocios de tecnología es de 11%, mientras que las firmas que logran ser unos buenos espacios para trabajar, la logran reducir a 5%.

Para lograrlo es necesario un ambiente sano y este se construye principalmente gracias a los buenos líderes. Ono explica en su ponencia que en muchas ocasiones, los trabajadores renuncian a su empleo debido a una mala relación con su superior en rango.

Por lo que es necesario llevar a cabo una estrategia para mejorar la convivencia entre jefes y trabajadores. La primera parte del plan consiste en tres dimensiones: confianza entre los líderes y empleados, respeto e imparcialidad.

Cada uno de estos factores necesita de tres habilidades humanas para que se logre.

Ve la conferencia completa en: https://empleosti.com.mx/hrtechconference/videos

Confianza

Los líderes deben ser creíbles, por lo que deben saber comunicar, informar y ser accesibles. Estas habilidades se reflejarán en su capacidad de coordinar a los equipos de trabajo, y transmitirles el sentido de urgencia por cumplir los objetivos de la empresa. 

Pero además, se reflejará en el empoderamiento que se le da a los empleados, para que sean ellos quienes realicen las labores corporativas,sin tener que estar dirigiéndolos en todas las pequeñas actividades. Además, quien esté a la cabeza de los equipos de trabajo debe ser una persona íntegra; es decir, que sus palabras sean coherentes con las acciones. De esta manera los trabajadores millennials creerán en la forma de actuar del jefe.

Respeto

El primer paso es apoyar a los colaboradores de la empresa. Esto se puede conseguir a través de brindarles todos los recursos que necesiten para realizar su trabajo. Además de darles capacitaciones que los ayuden a desarrollarse profesionalmente.Otra clave es reconocer la labor que realizan; “El reconocimiento sincero, el agradecimiento del líder tiene mucho más peso emocional. Es una forma de respetar”, dijo Ono. Y finalmente la colaboración con los empleados también es fundamental. No sólo realizar trabajo en equipo, sino escucharlos y tomar en cuenta las ideas y sugerencias de los trabajadores

Imparcialidad

También son necesarias tres competencias. La primera es la equidad, y con ella el experto de Great Place to Work se refiere a la compensación económica. El salario debe ser justo; no es necesario que se encuentre por encima del tabulador de la industria. Pero sí debe haber transparencia dentro de la organización para evitar creencias de favoritismos o distorsiones. Es aconsejable que haya un tabulador dentro de la compañía que se respete. La justicia es otra parte fundamental del trato dentro de la organización para ver al líder como alguien imparcial. Sin embargo, el Vicepresidente de Great Place to Work México, comenta que esto sólo es la mitad del camino para lograr la plenitud de los trabajadores pertenecientes a la generación millennial.

Escuchar

Aunque aplicar estas consideraciones en la compañía ya la pone en ventaja, falta el elemento más importante: escuchar a los trabajadores. Ono recomienda realizar focus group o encuestas para conocer de qué manera se desarrolla esta generación, a qué situaciones les dan más importancia y qué necesitan para sentirse felices.

De estos ejercicios, Great Place to Work ha podido reunir algunas características que prefieren los trabajadores de este rango de edad. El primero es que le dan más importancia al trabajo individual que al trabajo en equipo o la imagen de la compañía.

“Para los millennials lo más importante es el orgullo del trabajo individual. Si no se siente orgulloso de lo que va a hacer ahí en su trabajo, no se queda”, comenta el experto. Las labores repetitivas y sin objetivos fijados provocarán la indiferencia del colaborador y por lo tanto, no tendrá un buen desempeño.

Eso no quiere decir que se deba ignorar el trabajo en equipo. A través de convivencias entre los colegas del trabajo, se puede ejercitar la comunicación y empatía que después se proyectará en las labores que se tengan que hacer en conjunto.

Finalmente, para que los empleados se sientan identificados con la empresa, se tiene que ir más allá de las labores que se realizan en la oficina. Una buena estrategia para Antonio Ono, es tomar en cuenta a las familias de los trabajadores en actividades de la empresa.

Flexibilidad

La flexibilidad también es un beneficio que valoran los miembros de esta generación. Tanto en horarios, como en prestaciones y otros aspectos laborales. El ejecutivo de GPTW ejemplifica “si le ofrecemos un seguro de vida a los baby boomers lo van a tomar bien, pero si se lo ofrecemos a los millennials ellos me van a decir que para qué quieren eso”, por lo que no valorarían el servicio.

Un último consejo que proporciona el especialista, es usar la técnica de la reciprocidad. “En la ley de reciprocidad hay un ciclo virtuoso. Empieza con que los líderes ofrecen un regalo de interés sincero hacia el colaborador.”

Y agregó “No necesariamente tienen que hacer eso pero lo hacen por gusto de forma gratuita y desinteresada. Debe ser sorpresivo, inesperado y aceptado. Ellos (los colaboradores) responden haciendo mejor su trabajo, contribuyendo mejor a su empresa. Los líderes se sienten satisfechos y expanden la confianza”, explicó Ono.

Realizando estas estrategias de manera constante, es posible reducir la rotación de las empresas, aumentar la productividad, y beneficiar a los trabajadores de la compañía para que ir a trabajar no se convierta en una obligación, si no en una actividad que los satisface.

Ve la conferencia completa en: https://empleosti.com.mx/hrtechconference/videos



Podría también gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *