9 errores que dañan tu employer branding

El Employer Branding es lo que piensan tus empleados y candidatos sobre ti.   Si tienes una mala marca empleadora, los candidatos no les interesará trabajar contigo. O por lo menos se lo pensaran dos veces antes de aplicar a tus vacantes.  De aquí la importancia de que cuides tu Employer Branding desde que publicas una vacante hasta que el candidato es contratado y forma parte de la empresa. 

En este artículo te vamos a decir nueve errores que pueden dañar la reputación de tu marca empleadora. 

 

1. Ser poco transparentes en el proceso de selección

Es importante que mantengas informado al candidato sobre su status dentro del proceso de selección. Sobre todo cuando es descartado para una vacante. Es cierto, no es agradable decirle al candidato que ya no es considerado para el puesto, pero con un pequeño correo basta para notificarle. Es más probable que un candidato tenga una buena impresión de tu empresa si le avisas que no está siendo considerado para el puesto de trabajo, a que simplemente no contestes sus mensajes y correos preguntando sobre el proceso de selección.

 

2. No ser completamente honesto

No crees expectativas falsas al candidato. Se honesto con él y dile cuál es la cultura organizacional de las empresa, las prestaciones que recibirá, el rango salarial del puesto al que aplica y que debe de esperar si ingresa a la empresa.

Si el candidato entra a la empresa y las expectativas que le formaste no se cumplen. Será un empleado insatisfecho, que va a quejarse con otros colegas de lo malo que es su trabajo. Lo que termina dañando tu marca empleadora entre más profesionales. 

 

3. No tener una página de empleo

Una página de empleo es tu oportunidad para demostrar a los candidatos que eres una gran opción para trabajar. En este sitio debes de poner como mínimo una descripción de la empresa, los beneficios que tienen al trabajar contigo y fotos y videos del lugar de trabajo. 

En EmpleosTI le damos a nuestros clientes una páginas para mostrar los beneficios de trabajar con ellos. Lo que ayuda a los candidatos a conocer más sobre la empresa y decidir en cuáles empresas quieren postularse.

 

4. No estar presente en redes sociales

El 62% de los candidatos consulta las redes sociales de las empresas que les interesa postularse.

Las redes sociales son un gran medio para difundir todo el contenido que realiza Recursos Humanos para los candidatos. Aquí puedes subir tus vacantes, videos con testimonios de empleados, o fotos de las actividades de integración que realizan los empleados.

Te recomendamos leer: Cómo crear tu estrategia de reclutamiento TI en redes sociales

 

5. No utilizar imágenes y video

Las imágenes y videos mostrando el espacio de trabajo, las actividades que se realizan dentro de la empresa y al talento trabajando, son la prueba tangible de que tu empresa es una gran opción para trabajar. Si no creas contenidos audiovisuales, no comunicarás de manera efectiva las razones por las que los candidatos deben de trabajar contigo. Aproximadamente el 65% de las personas son visuales.

 

6. Excluir a los empleados de la estrategia de Employer Branding

Los empleados promueven y dan sentido a la cultura de la empresa. Ellos son los mejores para contar que es lo mejor de ella, pues ellos son quienes viven el día al día cómo es trabajar en la compañía. Cuando crees tu estrategia de Employer Branding invitalos a dar testimonios de tu empresa, pregúntales que les gusta de trabajar contigo y llevalos a eventos de reclutamiento para que cuenten de primera mano cómo es un día de trabajo en la compañía. 

 

7. Desconocer tu Employee Value Proposition

Tu EVP (Employee Value Proposition) es el valor que le ofreces a tus empleados, y que otras empresa no ofrecen. El EVP de tu empresa no solo son las prestaciones que le das a los trabajadores. Pues siendo honestos, muchas empresas de TI ofrecen mayormente lo mismo: un buen salario, capacitación, desarrollo profesional, seguro de gastos médicos mayores, más días de vacaciones, etc. 

Tu Employee Value Proposition puede ser  la trayectoria profesional que le das a tus empleados. Por ejemplo, en una consultoría TI desarrollan las habilidades gerenciales de sus trabajadores. Mientras que en una fábrica de software, capacitan a su gente para desarrollar sus technical skills.  Si no conoces que es lo que ofrece tu empresa a los empleados que otros no, te será muy difícil convencer al talento de unirse a tu equipo de trabajo. 

 

8. No definir tu candidate persona

Tu candidate persona es el target que quieres reclutar para tu empresa. Cuando defines el perfil de los profesionales que quieres contratar, podrás generar mejores estrategias y contenidos para atraer a los candidatos que mejor funcionen en tu empresa.

 

9. Tener un mal ambiente laboral en la empresa

No puedes tener buen Employer Branding si no hay un buen ambiente laboral en la empresa. Pues los empleados no contentos le dirán a sus amigos y colegas lo malo que es trabajar contigo. Y la opinión de tus empleados tiene mayor peso para los candidatos que cualquier contenido o publicidad que genere tu empresa para atrear talento. Entonces antes de empezar tu estrategia de Employer Branding, tienes que asegurarte que a la medida de lo posible tus empleados se sientan felices dentro de tu empresa. Cómo lo mencionamos antes, tu trabajadores pueden ser impulsores de tu marca empleadora, pero también pueden ser detractores.

 

Sabiendo toda esta información, solo queda que la apliques dentro de tu estrategia de Employer Branding y observar cómo cambia la percepción que tienen los candidatos de tu empresa.

Te recomendamos ver el webinar  “Employer Branding: Atrae y retén talento“, donde Lilia Uribe (Marketing Manager de EPAM) te dice cómo crear tu estrategia de Employer Branding.

Podría también gustarte...